DIOS

Abril 17, 2016Hablamos a los muchos conceptos aún mantenidos en la Humanidad en general sobre Dios. Creencias e ideas supersticiosas con respecto a la naturaleza de un poder invisible que tomó forma cuando la Humanidad era aún muy ignorante e incapaz de comprender la verdad real.La conciencia general en ese tiempo consistía primariamente de miedo…

a través de MENSAJE DEL GRUPO ARCTURIANO – LOS CONCEPTOS DE DIOS — VOCES DE ARCTURUS Y ANDRÓMEDA

Advertisements

Una quebrada pequeña de La Tigra

Todos los lugares de la tierra, es decir del planeta tierra son preciosos, incluso los mas áridos desiertos e incluso los extremos polos con sus eternas temperaturas congeladas.DSC09537 quebradajutiapa4

Pues bien, en esta tierra cuna de lempira, Morazán y grandes mujeres como Visitación Padilla, Hilda López Cerrato para mencionar algo, tenemos lugares bonitos. En la Montaña La Tigra, en sus faldas nos encontramos con una pequeña quebrada, con poco caudal porque las lluvias en enero ya se han alejado, y lo que queda son pequeños chorros de agua, que bajan suavemente, hasta que desaparecen cuando se mezclan con arroyos mas grandes. Esa fresca mañana en ese lugar nos dejo llenos de energía y con los ánimos elevados para seguir soñando.

Quebrada Jutiapa

 

 

Entro diciembre!

La época dicembrina se vive con mas pasión en la infancia.

jcicumbavo

Me gusta diciembre! Desde muy niño, desde los 5 años en adelante. Viví unos 6 en las faldas del cerro El Picacho, precisamente en el Reparto, un barrio de Tegucigalpa, Honduras. Ahí curse mi primaria. En esos tiempos una parte de la falda del Picacho bajo la lluvia se deslizo y un montón de casas se desplomaron, había casas bonitas todas resquebrajadas, así las veía, tenían buena fachada aun caídas.
barrilteges
Entre noviembre y diciembre e incluso enero las ráfagas de vientos eran fuertes, los techos de una lámina de fibra ocre eran sacudidos con fuerza, algunas eran desprendidas y tiradas a lo lejos. Esos meses eran muy helados, quizás de menos 5 a 10 grados. Me bañaba a las 5 de la mañana y el agua de la regadera golpeaba en mi espalda como navajas quemantes. Mis primas me obligaba debo reconocerlo, pero ellas no se bañaban a esa hora…

View original post 172 more words